jueves, 28 de octubre de 2010

Nube.

Este es casi el momento
en el que me pienso ligero
me acelero y mi ritmo
se desprende
porque vaya viaje me espera

Ahí veo la primer nube
(salto)
en la que me cuelgo
con mis dedos flacos
flacos como la nube
que me lleva
dóciles
como la nube
en la que viajo
fresco el viento
que empuja
y toda la secuencia
se presta
para

otra nube
algo mas lejana
en donde hay aves
chiquitas
verdes y rojas
que discuten
la altura
yo desde arriba
contemplo el abajo
río descontrolado porque
ya no hay mas
abajo
que mi nube
que es como una galleta blanca, hueca
y que admiro como un chico
sin embargo todo se presta para

otra
con un salto consecutivo
una nube algo lejana
y así colgarme
de estas finas
lianas humeantes y transparentes
que me permitirán, finalmente
llegar a otras
un tanto mas allá,
luego,
descender en tu cocina,
y silencioso,
pegar esta poesía
en la heladera.

4 comentarios:

Antonella dijo...

Un placer leerte
Saludos!

J dijo...

gracias!

Carlos Sims dijo...

sutil, hermosa. abrazo. c.s.

J dijo...

C.S. Un honor!!!